Cartera minimalista Bellroy

Creo que una forma sencilla para dar los primeros pasos en el minimalismo es darle una vuelta a la cartera.

La tendencia general de las carteras es que terminen almacenando más cosas de lo que uno necesita. Si uno se descuida, la cartera puede convertirse en un agujero negro o baúl de los recuerdos, que finalmente engorde y engorde hasta límites insospechados.

Si tu cartera de bolsillo pesa más que El Quijote y te incomoda al andar, si ocupa la totalidad de tu bolsillo del pantalón a lo ancho y a lo largo, tal vez sea un momento para pasar ese objeto por el filtro del minimalismo.

Aquí, 5 consejos básicos y muy eficientes para tener una cartera minimalista:

5 consejos para tener una cartera minimalista

1. Detecta lo esencial y el resto…

Detecta las cosas esenciales que utilizas a diario de verdad y sepáralas del resto.

En mi caso, lo esencial es…

  • 2 tarjetas de crédito
  • 1 tarjeta del metro/bus
  • 1 tarjeta de acceso
  • Dinero (en billetes) (1 o 2)

2. Elimina contenidos que no utilizas

Vuelve a meter en tu cartera solo aquellos elementos detectados en el punto 1.

Las tarjetas de visita, tarjetas de crédito duplicadas que solamente utilizas cuando vas al extranjero (por poner un ejemplo), recuerdos de viaje, tarjetas de coordenadas, facturas, notas, etc… no son bienvenidas y ocupan mucho espacio.

3. Digitaliza todo lo que puedas

Parte del contenido que has ‘discriminado’ en el punto 3 debería ir a la papelera. Estoy seguro que tienes tarjetas de visita que nunca utilizarás, notas o facturas que ya no valen para nada, etc.

Si hay alguna cosa que necesitas guardar, las tarjetas de coordenadas es un buen ejemplo, siempre puedes digitalizarla y guardarla en una herramienta estilo Evernote o LastPass. Tal y como expliqué hace unos días, si aplicas una buena contraseña a cualquier herramienta que utilices, puede ser mucho más seguro que llevar esas cosas físicamente en la cartera.

4. Deshazte de las monedas

Yo personalmente, pago el 90% de las cosas con tarjeta. Raro es el comercio en el que no admitan pagar con tarjeta, incluso si el importe es pequeño. Desde hace tiempo que no llevo monedas en la cartera, a lo sumo un euro o dos en el bolsillo trasero… y solo cuándo los tengo, porque al pagar todo con tarjeta tampoco me dan cambio…claro.

5. Compra una cartera minimalista

Utilizar una cartera minimalista, un tarjetero y cosas así va de lujo. No solo por el tema estético, a todos nos gusta tener cosas bonitas, sino porque te obligas a mantener al mínimo las cosas que llevas contigo en dicha cartera. Al ser ‘minimalistas’, el espacio para guardar cosas es super reducido, así que evitas la tentación de guardar cosas absurdas.

La verdad es que hay un montón de marcas para este tipo de carteras slim o minimalistas (Bellroy, Rohmb, Minimalismbrand, Carterasminimalistas, Taylor Stitch…) y hay de todos los precios, colores y materiales.

¡Únete a la newsletter!

Recibe en tu correo un poco de minimalismo y otras cosas interesantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *