Cómo hacer un maleta minimalista y ligera

En unos días me voy de viaje por trabajo y creo que es un momento ideal para recopilar algunas ideas y consejos en relación a como hacer una maleta minimalista, para que sea ligera y adecuada para estar fuera de casa una semana.

Dejando a un lado ese clásico moderno de si hacer la maleta enrollando la ropa o por capas, yo creo que tampoco hay mucha diferencia y que en una harás mas espacio a lo ancho y en la otra a lo alto, ¿por qué no hacemos una lista con algunos consejos básicos para tener una maleta minimalista?

Como siempre, estoy abierto a recibir consejos para optimizar el espacio de mi maleta, así que no dudéis en dejar un comentario siempre que os apetezca.

6 consejos para hacer la maleta minimalista y ligera

Vaya por delante que estos consejos deberían valer para cualquier viaje estándar. Las reglas para optimizar espacio y hacer una maleta con la cabeza y no con el corazón deberían ser siempre las mismas.

1. Utiliza la maleta adecuada

Si te vas de viaje una semana, no necesitas un armario con ruedas. Eso es así. Cuanto más grande sea tu maleta, más espacio tendrás delante de tus narices para guardar prendas y cosas que nos vas a utilizar.

Así pues, uno de los primeros pasos para tener una maleta minimalista es hacerte con una que cumpla con un espacio relativamente pequeño y adecuado para tu viaje.

En los últimos años he descubierto que esas maletas ‘pequeñas’ para un fin de semana, también lo son para una semana entera. La cosa es detectar lo que realmente no necesitamos.

Y con esto vamos directos al consejo número 2.

2. Mete en la maleta ‘lo just0’. Huye del ‘por si acaso’

Los por si acaso son la kriptonita de las maletas minimalistas.

Hacer una maleta ligera requiere de optimización y algún que otro ‘sacrificio’ que al final no lo verás como tal.

Es imposible (y absurdo) llevar ropa para todos las situaciones posibles que se pueden dar en un viaje. Por eso, uno tiene que ser  lo más práctico posible y ceñirse a lo que normalmente llevarías en el día a día cuando no estás de viaje.

A no ser que vayas al desierto, a la selva o la luna, claro.

Creo que lo ideal es hacer una lista con todo lo que vas a necesitar y después repasarla unas cuantas veces para eliminar lo que realmente no necesitarás.

3. Evita la ropa que pesa y ocupa mucho, es mejor la ‘estrategia por capas’

Más que llevar el jersey más gordo y pesado que tengas, que por norma general es también el que más abriga, lo ideal es la estrategia por capas: llevar prendas más ligeras y que ocupen menos, que además podrás ponerte una encima de otra para abrigarte bien.

Utilizar más prendas por separado también facilita la cosa de encajarlas bien en la maleta, así que matas dos pájaros de un tiro.

Por otro lado, a veces también ‘interesa’ invertir algo de dinero en ropa un poco ‘mejor’ o ‘técnica’ (siempre que se pueda, claro) que abriga bastante y que ocupa menos. Sin entrar mucho en marcas, empresas populares como Uniclo, North Face y demás… ofrecen ropa super ligera, cómoda, de diferentes estilos y que abriga mucho.

Yo, por ejemplo, tengo una chaqueta North Face que me compre el año pasado. Además de abrigar bastante y ser impermeable, pesa poquísimo. Por otro lado, al ser negra y un neutra de estilo, combina con casi todo lo que tengo.

4. Si pesa mucho, llévalo puesto

Si “por narices” tienes que llevar una prenda que pesa mucho o que ocupa demasiado, llévatelo puesto. Puede que no sea lo más cómodo en ese momento, pero gracias a eso tendrás espacio libre en tu maleta.

5. Poco calzado y ligero

De la misma manera que con los jerseys y chaquetas, deberías llevar siempre los zapatos o zapatillas más versátiles que tengas, que sean ligeros y ocupen lo menos posible.

Creo que para una semana no es necesario más de dos pares de zapatos incluyendo los que llevas puestos. Y si es en ciudad, creo que con un par también puede ser suficiente.

Y claro, si necesitas llevar unos grandes y pesados… llévalos puestos.

6. Neceser o bolsa de aseo mínima

En el tema higiene tampoco se debería discutir demasiado y hay que llevar lo necesario para mantenerla en su punto adecuado.

Con todo esto, lo mismo de siempre… lleva lo deverdad necesario.

Es verdad que, en muchas ocasiones, uno se puede ahorrar llevar el champú o gel en el caso de alojarse en un hotel, así que ten en cuenta esas pequeñas cosas para ahorrar espacio.

Por otro lado, si no facturas la maleta, recuerda que debes llevar los líquidos en frascos de 100ml como máximo, así que esa ‘obligación’ también es una buena manera para optimizar el espacio de tu neceser.


Aquí, un vídeo para inspiraros… aunque es un poco hardcore e incluso gracioso.

¿Por qué es mejor viajar con una maleta minimalista?

Si has llegado hasta aquí, creo que deberías tener claro porque es mejor viajar con una maleta minimalista, pero aquí van algunas reflexiones extra:

  • Todo es más rápido: Si llevas una maleta pequeña no tendrás que facturar en los aeropuertos, así que eso se traduce en ahorro de tiempo en el viaje. Por otro lado, si no facturas, tampoco tendrás que esperar una vez aterrices en destino.
  • Todo es más cómodo. El tránsito desde casa a tu destino, también será más cómodo y ágil si no cargas con un gran bulto.
  • Todo es más seguro. Si viajas mucho en avión y nunca te ha perdido la maleta… ¡puedes estar de enhorabuena¡ El caso es que si no facturas, tampoco dejarás tu maleta en manos de la buena o mala suerte y evitarás pérdidas, robos, etc.

 

Las mejores maletas minimalistas 2019

Si buscáis un poco, seguro que encontráis un buen número de maletas minimalistas por ahí. En Amazon hay un montonazo, pero de estas que he visto mis recomendaciones son las siguientes que os dejo a continuación.

Eso si, aviso que hay precios de lo más variados… ahí no me meto.

 

¡Únete a la newsletter!

Recibe en tu correo un poco de minimalismo y otras cosas interesantes.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *